Novedades

Noticias y Campañas

LA SUMA DE VOLUNTADES

Una iniciativa permite formar mamás para obtener microcréditos y arrancar sus propios emprendimientos

Desde nuestros espacios de primera infancia, en los cuales trabajamos para el desarrollo integral para niños y niñas de 45 días a 3 años de edad, promovemos actividades inclusivas para todos los miembros de las familias que día a día se empoderan de proyectos e iniciativas de GES.

Un rol fundamental en los Centros de Primera Infancia de nuestra organización es el que tienen los Equipos Técnicos. No solo trabajan diariamente en conjunto con las parejas de Educadoras en la atención de los niños y niñas, sino que también son los encargados de fortalecer los vínculos con las familias, el barrio y otras Organizaciones de la Sociedad Civil que trabajan distintas temáticas.

La formación y capacitación  de las familias temas importantes como; nutrición infantil, salud sexual y reproductiva, límites parentales, oficios tradicionales y no tradicionales o las charlas sobre derechos y legislación en temas migratorios, entre otros, se han convertido en una constante en nuestros espacios.

De esta forma durante el 2017 algunas mamás de nuestros CPIs participaron del Programa “BANQUITOS; TRABAJO Y ENCUENTRO”; una iniciativa exitosa de microcréditos para desarrollar emprendimientos que puedan generar oportunidades laborales a mujeres que por distintas circunstancias no tienen posibilidades de ingresar en el mercado laboral formal. Los préstamos los realizan personas que empezaron sus propios microemprendimientos en el mismo programa, y se devuelven en bajas cuotas quincenales sin interés.

Articulamos para este programa con la Asociación De Puertas Abiertas al Trabajo Solidario organización que fue la que nos acercaró esta posibilidad de inclusión para mamás y familias de nuestros Centros de Primera Infancia.

De la propuesta inicial participaron varias mamás armando un grupo que participó activamente de reuniones semanales, donde se formaban en emprendedurismo y eran asesoradas por los profesionales responsables del programa.

En dichas reuniones, las participantes desarrollaban y exponían sus ideas, para debatirlas y consensuarlas. Una vez armada la propuesta, el grupo de inversores aprobaba las iniciativas para conceder los microcréditos.

Siempre acompañadas por los Equipos Técnicos de GES en el proceso durante este año dos mamás y una abuela consiguieron financiamiento para comenzar sus microemprendimientos.

EL TESTIMINIO DE UNA MAMÁ

“La verdad que este es un grupo muy lindo, es una ayuda muy importante la que ellos nos dan. Es encontrarnos muchas veces con uno mismo, encontrar apoyo que antes no tenía. La oportunidad que nos dan está muy buena;  te brindan un microcrédito donde vos elegís el proyecto, digamos, de lo que vos querés vender, y como lo vas a invertir. Antes de que ellos te aprueben el crédito hay muchas charlas porque compartís experiencias, te enseñan cosas que vos no sabes: cómo gastar la plata, como sacar la ganancia, como vender más…

Más allá de que sea un microcrédito tiene una linda experiencia porque hay mucho compañerismo, hay mucho debate, te sentís como en familia, hay mucho respeto. El proyecto que yo presenté fue sobre unos almohadones de niños que están ahora de moda. Vienen con dibujos y son para pintar.”

(Mili; mama del CPI Irqichay; Villa Soldati)

Para Milli, que perdió su trabajo hace algunos meses, esta iniciativa ha sido muy positiva  no solo porque está haciendo realidad su proyecto, sino porque participa de los grupos de trabajos donde, acompañada por sus pares se siente contenida ante cualquier duda o miedo al lanzar su pequeño gran negocio.

Son los pequeños grandes logros que desde G.E.S todos los días nos hacen creer que vamos el camino correcto.

Gracias a las mamas por acompañarnos y a nuestros equipos por el compromiso de siempre.