Novedades

Noticias y Campañas

Prevención del Abuso Sexual en la Infancia; otra deuda con la niñez

Entendemos el Abuso Sexual como una dimensión de la Violencia donde, en general las víctimas en su gran mayoría son niños, niñas, adolescentes y mujeres. Grupos que se enmarcan dentro de esta temática con un alto grado de vulnerabilidad. Este nuevo proyecto de nuestra organización busca contribuir con la formación para la prevención del ABUSO INFANTIL en territorios de alta vulnerabilidad social y promover el fortalecimiento familiar.

Este nuevo desafío de GES ante el flagelo que impone el ABUSO SEXUAL EN LA INFANCIA hace confluir en el proyecto cuatro ejes de trabajo fundamentales para provocar cambios sustancia en las comunidades donde los llevamos a cabo:

  • Abordar en forma integral la problemática del abuso sexual y maltrato infantil.
  • Capacitar y formar agentes multiplicadores en la temática.
  • Consolidar espacios de participación y visibilización.
  • Fortalecer a las familias mediante la vinculación con redes comunitarias.

Manual editado y diseñado para las capacitaciones.

En los niños y niñas particularmente, el abuso provoca una ruptura inmediata que afecta a sus emociones y conductas, derivando en trastornos psicológicos que se irán acrecentado durante los años provocando distintas patologías psicológicas durante la adolescencia y la edad adulta. El ABUSO SEXUAL provoca, irremediablemente, un deterioro significativo en todos los aspectos de la vida de un niño.

Carlos Caballero reunido con la comunidad en el barrio Río Paraná, en la Ciudad de Corrientes

El proyecto se lleva a cabo con 300 familias de la Ciudad de Corrientes en los Barrios de RÍO PARANÁ, PUNTA TAITALO y DR. MONTAÑADE. Mientras que en el Gran Buenos Aires se desarrolla en los Barrios de Villa Garrote (Tigre), Villa Itatí (Quilmes) y San Martín, donde también participan 300 familias.

Independientemente del contexto familiar y comunitario, un factor de riesgo cada vez más notorio es el vinculado a la poca o nula educación sexual que reciben los niños y niñas en los ámbitos educativos. Esto es así por el poco conocimiento de los docentes o por el rechazo de estos mismo a trabajar la ESI (Educación Sexual Integral) o bien por la poca formación al respecto que tienen. No entender el desarrollo de la sexualidad en niños, niñas y adolescentes significa e implica no verlos como SERES SEXUADOS.

Llevaremos a cabo, mediante personas y referentes de la organización en los territorios mencionados, talleres de concientización y sensibilización en todas las temáticas atravesadas con respecto a la vulneración de derechos de niños, niñas y adolescentes en el ámbito intrafamiliar y comunitario. Estos talleres versarán sobre: 

  • El empoderamiento de la mujer en caso de ABUSO DE SUS HIJOS.
  • Fortalecer los espacios de diálogos y encuentros.
  • Institucionalizar espacios comunitarios de intercambio y protección entre familias.

Los niños y las niñas deben tener herramientas para prevenir situaciones de maltrato y abuso sexual.

Es fundamental el trabajo con las familias vinculado directamente a darles conocimientos adecuados sobre sexualidad. Esto debe hacerse sin limitaciones, entendiendo que sus hijos tienen la libertad para expresar los que sienten, lo que desean y en el lugar y momento que ellos y ellas lo sientan apropiados. Serán ellos; niños y niñas quienes con información y conocimientos correctos desarrollen y pongan en práctica estrategias y mecanismos de protección ante eventuales maltratos y abusos.