(+54 11) 2106 0691 consultas@ges.org.ar

Novedades

Noticias y Campañas

Talleres “Hagamos la Tarea” en los Centros de Apoyo Escolar

Durante el mes de mayo, llevamos a cabo talleres sobre el apoyo escolar y la tarea en los Centros de Club Alvear, en Parque Avellaneda, el Fútbol Club Lugano, de Villa Lugano, y la Casa de San Antonio, en Almagro. Más de 40 familias participaron activamente a través de valiosos aportes sobre la responsabilidad de la TAREA y el APOYO ESCOLAR desde distintos ámbitos (la escuela, la casa, la calle, el mundo virtual).

Las familias, acompañadas por sus hijos quienes asisten a los Centros de Apoyo Escolar de GES, crearon un espacio de diálogo y reflexión, donde además compartieron sus experiencias en los Centros.

En los talleres se coincidió que el aprendizaje se da, fundamentalmente, en un contexto de goce y disfrute tanto para el niño que lo practica como para el adulto que lo ayuda. El apoyo escolar no es únicamente un espacio donde los estudiantes consultan a los tutores las dudas que quedaron después de la escuela; es mucho más y excede a la participación en estos espacios. Animar a los hijos e hijas incentivándolos a estudiar, jugar, divertirse y aprender son acciones que mejoran el rendimiento escolar y favorecen el proceso pedagógico.

Por otro lado es fundamental considerar factores que favorecen el aprendizaje para el aprendizaje como puede ser la disposición o “ganas” del niño/a a estudiar. Si nos encontramos con que está cansado/a, enojado/a, triste… lo mejor será darle el espacio necesario para dialogar sobre que le está sucediendo, sin insistirle en ese momento para que estudie o haga una tarea determinada. Si como familia o adultos responsables acompañamos estos procesos desde una posición de confianza, seguridad, apoyo, comprensión, el resultado varía notable y positivamente.

Debemos recordar que es importante tener en cuenta que cada niño o niña tiene su tiempo para el aprendizaje, ya que todos son diferentes. De la misma manera, tienen distintas preferencias, gustos y hobbies. Precisamente, conocerlos puede ayudar a utilizarlos como herramientas de aprendizaje. El juego es otra instancia desde donde las familias pueden ayudar a estimular la curiosidad en el ámbito doméstico.

Recrear las mejores condiciones para que el tiempo de estudio sea el mejor prestar mayor atención al estado anímico de los chicos

Con respecto a la tarea escolar, definida como conjunto de actividades y ejercicios propuestos para afianzar el aprendizaje, debemos destacar que, si bien la responsabilidad primaria es del estudiante, también los/as docentes serán los que deben brindar las herramientas necesarias para que cada estudiante pueda llevar a cabo su tarea. Muchas veces las familias se sienten frustradas o preocupadas por no poder acompañar el proceso escolar de sus hijos. Por eso, establecer formas de comunicación con la escuela es la mejor manera de resolver estas dificultades.

Entre algunas de las conclusiones a las que llegaron las familias en los encuentros surgió la necesidad de recrear las mejores condiciones para que el tiempo de estudio sea el mejor, sin distracciones, con los materiales adecuados, en una rutina establecida con los niños… y, además, prestar mayor atención al estado anímico de los hijos e hijas alentando y animándolos para superar esos momentos de incertidumbre.

Algunos tips prácticos para apoyar y estimular a los niños son:

  1. Realizar la tarea o estudiar no debe ocupar todo el tiempo libre de los niños, se debe respetar un tiempo diario de descanso y de esparcimiento. Cuanto más organizado y menor sea el tiempo, mayor rendimiento sacaremos de él.
  2. Elegir un momento en que el niño o la niña se encuentre descansado, estableciendo un tiempo específico para la tarea, repaso o estudio.
  3. Establecer descansos, a razón de 5 minutos cada media hora de estudio, o 15 minutos cada hora. También se recomienda dedicar un tiempo a cada materia teniendo en cuenta la dificultad o las preferencias del estudiante, comenzando por las más difíciles y terminando por las más placenteras.
  4. Revisar los materiales de estudio y la tarea es tan importante como dejar espacio al estudiante para tratar de resolver por sí solo los ejercicios, así como permitir que se cometan errores. Alentar y animar a la superación es más efectivo que retar o poner penitencias.
  5. Ayudar al manejo de la frustración, cuando los niños se agobian por sentirse incapaces de llevar a cabo una tarea, también es importante. En ocasiones, será necesaria la intervención de un especialista.
  6. Respetar el tiempo de estudio y limitar las distracciones (música estridente, ruido de televisor, conversaciones en el lugar de estudio, etc) son necesarias para ayudar a los niños a concentrarse. Proporcionar un lugar despejado (una mesa) y con abundante luz es la última recomendación.

Los talleres estuvieron dictados por profesionales de nuestra organización y por el coordinador del proyecto. Para más información, hacer click aquí.